domingo, 2 de septiembre de 2007

Dicen que la poesía es de quien lo necesita, y no de quien la escribe. Repito eso desde los catore, así pues me pareció bueno y puse copy y paste y acá está. La dueña por aquí...

"Dos inventos que, se me ocurre, ya deberían haberse hecho hace tiempo:
1) La máquina de teletransportarse (que funcione mejor que la de La mosca, claro), pero nada muy loco, viste: una cosa así, sencillita, tipo la función teleport en Second Life pero en la vida real.

2) Una pastilla que tomes antes de beber vino tinto y que te garantice que no va a aparecerte en el labio inferior esa raya violeta tan fea, que dura hasta el día siguiente y una la descubre ahí, al día siguiente, al lavarse los dientes y piensa, llena de pasta sabor menta y angustia, cosas como: "Oh, dios, y yo haciéndome la linda con esta boca de payasa".

2 comentarios:

Don físico dijo...

Lo del teletransporte lo veo díficil, lo de la pastilla algo confrontado con la cultura del beber vino. Sarna con gusto no pica.

Marineta dijo...

vos poruqe nos sos mujer che!