martes, 24 de julio de 2007

conclusiones cuando no me puedo dormir

No me puedo dormir. En mi cama duermen, roncan y yo despierta dando vueltas, pensando en levantarme y combatir el insomnio, o simplemente contar algo, o pensar en alguna buena noche que tuve hace tiempo. Es increible, mientras mi cabeza estaba en ese buen momento, en aquel imborrable recuerdo, se apareció, así de la nada, una imagen de todas nosotras tratando de ser lo más consecuentes que podemos en este mar de relaciones interpersonales que hace mierda cualquier espectativa, y noto que cada una a su modo tiene un baile cósmico que no puede descifrar pero del cual habla como si fuera un crucigrama terminado. Je.
Y nadie tiene la fórmula de nada, y está bueno que así sea. Ninguna encontró todavía a quién agarrarle la mano a los 60, mientras que algunas lo buscan, otras no tanto, y así estamos, intentando ser un poco mejores cada, saltando o esquivando charcos, conflictuadas o conflictivas, acostumbradas, a las puteadas, con necesidad de terapia, con sexo, sin sexo, con cuernos, con amoríos, con proyectos, con ganas de recibirse, recibidas, con futuros viajes, sin trabajo, juntas, compartiendo todo esto, transformandonos las vidas.
De profesión, alquimista de emoción.

Sonrío y pienso en hacerme un te para ahora sí, dormir.

3 comentarios:

lenguaviperina dijo...

Siguiendo lo del té: después de dormir, café; en el medio, mate; y antes de dormir, té.

Marineta dijo...

me acabo de percatar que me gustan las infusiones...que loco, me saco la ficha, es axactamente compo dice aquel. Y l amari no ronca, naaahh

luciernagaa dijo...

muy buen post!!!

vos y lolamaar son de las pocas bloggers capaces de reproducir estados, momentos e ideas que siento haber vivido pero al intentar escribirlos nunca es lo mismo ya que tiendo a perderme por pensar mucho o por querer escribir bien y nada, espontaneidad quiero.
saludos y seguiré pasando x aqui.
www.dispararamansalva.blogspot.com