viernes, 17 de agosto de 2007

¿Cuáles son tus obsesiones?

Las mías, las tuyas.
Y las tuyas. Y las otras mías. El sonido (o justo el silencio) de la respiración cuando exala-inhala el humo del cigarrillo mientras hablabámos por teléfono. Todo el cuerpo, la postura, la actitud, en ese rozamiento del aire entre los dientes y el paladar, y otra vez el humo afuera: sí, te escucho.


Acepto que lo robe, y no lo linekee...que grande la Lola!
Creo que nadie ha descrito mejor que ella como es eso de fumar y hablar...y mi obsesión por el cigarro sigue siendo una maldita obsesión.
Se agrdece M.K.

3 comentarios:

marina k dijo...

has visto... gracias :)
yo me la pasé el día de ayer recordando ese sonido al teléfono y de allí armando a toda esa persona que recordaba,
y bueh...

iv dijo...

tu musa me da clases en la facultad y creo que por su blog caí acá

Gona dijo...

mi alquimista!!! donde esta metida, que no escribes mas, para iluminarme son sus palabras, sabe que hablamos poco por telefono, seguro anda por ahi, pero es que la anduve neecitando, vió pa hablar un cacho de todo...bueno le dejo un gran abrazo.