miércoles, 20 de junio de 2007

patas arriba

Me levanto demasiado temprano pensando en que soy alérgica a las mañanas. Pensé en cuanto me metí en el baño en lo feliz que soy por empezar todos los días sin horario fijo. Y no me da verguenza aceptar que detesto encontrarme con alguien a las 9 o simplemente estar en algún lugar a las 10.
No importa, no es tema.

Voy con muletas por la vida. Puteo cada veinte metros, porque me choco con algo, me caigo, tardo el doble, gasto en taxi lo que no tengo, no puedo estar sóla y lo estoy, no me puedo cocinar, no puedo llevar mi cafe con leche de la cocina a la cama, tardo mucho en subir y bajar (cualquier cosa que se suba y se baje), y básicamente mi independiente vida se volvió dependiente.

Asi estamos.

1 comentario:

Don físico dijo...

Lazara, levantate y anda.